$0
0 artículos en el carro de compra

BENEFICIOS DE LOS JUEGOS DE MESA

Leímos este artículo y nos gustó tanto que hicimos la traducción y la compartimos con ustedes. Fué publicado en el medio digital “The Conversation”, por David Kaufman, Professor of Education de Simon Fraser University y Neha Shivhare, Assistant Professor, Dayalbah Educacional Institute, India.

https://theconversation.com/pl... (link al artículo original)

Juega con tus hijos para estimular sus cerebros

La investigación muestra que el jugar puede mejorar nuestro bienestar personal, social y emocional, así como también nuestra agudeza mental.

Un estudio realizado en la Harvard Medical School en el 2017 mostró que la soledad o aislamiento puede ser más dañina para la salud que el fumar. La felicidad por otra parte, está fuertemente correlacionada con relaciones interpersonales cercanas con miembros de la familia y amigos.

Jugar tanto juegos de mesa como videojuegos con miembros de la familia, entrega oportunidades para estar juntos y desarrollar las relaciones. Estos juegos estimulan a las personas física, mental y emocionalmente.

También se ha encontrado que los juegos pueden cambiar el cerebro estructural y funcionalmente, de acuerdo a muchos estudios científicos. Los juegos pueden promover la “Neurogenesis” (el crecimiento de nuevas neuronas en el cerebro). Además pueden promover la plasticidad neuronal, provocando cambios en los patrones neurales y las sinapsis que llevan a cambios estructurales en el cerebro.

Estos cambios resultan en nuevas células en el cerebro y una mejor conectividad entre las diferentes regiones, mejorando por consiguiente habilidades cognitivas como: memoria, aumento de periodos de concentración, inteligencia espacial, habilidad para aprender otros idiomas y la coordinación.


Entusiasmo, Reducción del Estrés y Tranquilidad

Un estudio el 2017, publicado en “Frontiers in Human Neuroscience” demostró que los jugadores experimentados del juego de mesa Baduk (Go), tenían un incremento en la materia gris en el núcleo accumbens y menos materia gris en la amígdala, en comparación a jugadores novatos.

El núcleo accumbens es un área del cerebro responsable de procesar los estímulos ambientales relacionados con experiencias gratificantes o desagradables. Su funcionamiento se basa en la dopamina, la cual promueve el deseo, y la serotonina, la cual promueve la saciedad e inhibición.

Un incremento de la materia gris en el núcleo accumbens lleva a más experiencias positivas y más entusiasmo.

La amígdala es un set de neuronas ubicadas en lo profundo del cerebro. Es parte del sistema límbico y es la responsable de procesar emociones. Un decremento en la materia gris en la amígdala lleva a una reducción del estrés y un incremento en la tranquilidad.

Mejor Toma de Decisiones

La investigación también muestra que los expertos en videojuegos de acción tienen más materia gris y una conectividad funcional mejorada en la subregión insular de sus cerebros.

La ínsula es una pequeña porción de la corteza cerebral, responsable de la autoconsciencia y la consciencia del presente. Un incremento en la materia gris en la ínsula del cerebro facilita el tomar mejores decisiones.

Muchos juegos de mesa fortalecen el hipocampo y la corteza pre frontal del cerebro. Esto da como resultado una mejora en las funciones cognitivas como: el Coeficiente Intelectual, Memoria a corto y largo plazo y la capacidad para resolver problemas.

Los cerebros humanos tienen dos hipocampos, localizados en cada uno de los lóbulos temporales bajo la corteza cerebral. Los hipocampos son mayormente responsables de la consolidación de la memoria como también la navegación espacial y la orientación. Un incremento en la materia gris en el hipocampo puede generar una mejor memoria y el prevenir la demencia senil.

La corteza pre-frontal está localizada en el frente del cerebro y es la responsable de la realización de “funciones ejecutivas” como: el razonamiento, la lógica, la resolución de problemas, la planificación, la memoria, la atención, el desarrollo y búsqueda de objetivos y la inhibición de impulsos que pueden no ser productivos.

Mejorando la Memoria

Un estudio publicado en “Frontiers in Human Neuroscience” en el 2015 documentó los resultados de la utilización de un juego de entrenamiento con adultos mayores. Esto consistió en un juego computarizado que simulaba la agenda del día de los participantes en una pizarra, haciendo que los participantes se interesaran en los eventos como el elegir que comer en cada comida o como interactuar con otros. El juego también les pedía recordar hacer las cosas de su rutina diaria, por ejemplo el tomar sus medicamentos al desayuno, o entregar un mensaje a sus colegas.

Los participantes fueron entrenados para jugar el juego en 12 sesiones de una hora, por el periodo de un mes. Esto resulto en una mejora de la plasticidad neural y cognitiva, mejorando la “memoria prospectiva” de los participantes (la habilidad para recordar y ejecutar intenciones y acciones planificadas).

El jugar juegos de mesa colaborativos en un contexto informal e interactivo también se ha visto que mejora en el “pensamiento computacional”, incluyendo habilidades como: la lógica condicional, el procesamiento distribuido, tener menos fallos y la construcción y simulación de algoritmos.


Reducción de Problemas Mentales

La investigación también ha mostrado que el jugar videojuegos con familiares o amigos puede reducir el riesgo de tener problemas mentales, como la esquizofrenia, estrés post traumático y enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer en adultos mayores.

Un estudio publicado el 2014 en la “American Psychological Association” también reportó que jugar videojuegos puede ayudar a los niños con la dislexia.

También el beneficio de jugar lleva a un incremento en la meta cognición y la meditación. Aunque también hay una amplia evidencia de investigaciones que muestra que jugar juegos de mesa y videojuegos afectan sustancialmente al cerebro de forma positiva, y los adultos deben estimular la meta cognición en los niños, pidiéndoles explicar el porqué de sus decisiones durante el juego.

Este tipo de descubrimientos demuestra que los juegos de mesa y videojuegos pueden ser poderosas herramientas para desarrollar la agudeza mental de los niños.

El combinar sesiones de juego con cortas sesiones de meditación también puede mejorar el tiempo de calidad que uno emplea con la familia y amigos de una manera jovial.

Balancear juegos de mesa y videojuegos

El jugar tiene muchos beneficios a nivel cognitivo pero establecer un balance es clave. El hacer lo mismo por demasiado tiempo puede ser perjudicial.

La investigación muestra que los niños necesitan ser motivados a participar en juegos sociales así como también en juegos didácticos y videojuegos, pero las consecuencias negativas de volverse adicto a los juegos también se les deben explicar.

Como adultos debemos vigilar el tiempo utilizado para jugar, y que tipo de juegos estamos jugando.